El diario español ABC indicó que la joven fue hospitalizada en el centro médico de Foligno (ubicado en la provincia de Perugia) luego de desplazarse en autobús y tren hacía la región de Umbría.

A pesar de los esfuerzos para rastrear la cadena de contagio, los servicios sanitarios locales no han podido detectar a las personas con las que la infectada tuvo contacto debido a que estuvo trasladándose de una localidad a otra en los últimos días, agregó el rotativo.

El impreso ibérico, igualmente, enfatizó que las autoridades de Modica les han solicitado a todos los hombres que estuvieron con la peruana que se acerquen a los diferentes hospitales y se practiquen la prueba del coronavirus.

“La mujer estuvo con al menos 3 clientes diarios durante 10 días, es decir, que cerca de 30 personas pueden haber contraído el virus. Por eso, deben hacerse el test todos los que hayan tenido contacto con ella”, manifestó Ignazio Abbate, alcalde de ese municipio, en declaraciones recogidas por este mismo medio.

ABC, por último, aseguró que los servicios sanitarios también están tratando de encontrar algún familiar con el que la prostituta haya estado recientemente, para que también se realice los respectivos exámenes.

Este domingo, de acuerdo con la Protección Civil, se registraron en Italia 3 muertes asociadas al COVID-19 y 219 casos de contagio confirmados, una de las cifras más bajas en los últimos dos meses.