De acuerdo con Daily Mail, Reed fue hallada muerta en el baño de su habitación luego de que otros huéspedes escucharon fuertes gritos. Incluso en la noche del lunes, un empleado del Hotel Ramada La Palma au Lac tuvo que pedirle a esta pareja que dejaran de hacer ruido porque estaban molestando a otras personas.

Aunque los paramédicos trataron de reanimar a la joven no lo lograron y fue declarada muerta en la escena. Según relata el diario italiano Corriere del Ticino, citado por el medio inglés, el alemán llegó agitado a la recepción diciendo que su novia tenía problemas de salud.

Cuando el novio de Reed fue interrogado por la policía de Suiza afirmó que todo había sido parte de un juego sexual, aunque no confirmaron más detalles. Sin embargo, la autopsia reveló que la inglesa además de morir por asfixia, tenía pequeñas fracturas y cortes en todo el cuerpo, detalla Daily Mail.

Por este detalle, aunque el alemán, al cual no lo identificaron para proteger su seguridad, fue en primera instancia imputado con el cargo de homicidio ore-intencional, la fiscal Petra Canonica Alexakis no descarta acusarlo de asesinato en primer grado u homicidio culposo, señala el rotativo británico.

Si bien los resultados del estudio no son necesariamente incompatibles con la versión de una experiencia sexual extrema que se salió de las manos, también podrían indicar que fue un homicidio como resultado de un ataque deliberado por parte del hombre”, explicó la fiscal, citada por Daily Mail.