Después del mencionado tratamiento en 2010, el hombre mostró signos de agresividad y llegó a ser arrestado por conducir un vehículo bajo el efecto del alcohol, a pesar de que el hombre juraba que no había bebido, publica NBC News.

Después de un tiempo, se descubrió que el sindicado de manejar borracho fue encontrado inocente, luego de que médicos dieran un diagnóstico que ni la misma ciencia esperaba: el hombre sufre de una condición en su estómago, que produce alcohol al punto de poner al paciente en estado de ebriedad, revela el medio.

Los médicos concluyeron, según el medio estadounidense, que este paciente sufrió una alteración de la flora intestinal luego del tratamiento y se llenó de bacterias que descomponen los alimentos y los convierten en alcohol.

Se podría decir que el hombre se convirtió en un alambique productor de alcohol siempre que comía pero que, por fortuna para él, se solucionó con una purga, concluye el medio.