Carmen M. le llevó la caja la semana pasada a su amiga, quien no la abrió en ningún momento. Fue hasta la madrugada de este sábado que empezó a sentir un mal y fuerte olor que le despertó la curiosidad de qué contenía la caja. Al abrirla, se encontró una cabeza humana y, de inmediato, llamó a la policía, publica el diario local Sur.

La denunciante, a la cual no identificaron, al ver la cabeza, sufrió un ataque de ansiedad y por ello tuvo que ser atendida por paramédicos que llegaron a su apartamento. Junto a esos doctores, llegaron oficiales de policía, que se encargaron de la caja y las respectivas pesquisas, indica el mismo diario.

Sobre el caso, las autoridades mantienen hermetismo, pero el rotativo español cree, de acuerdo a sus investigaciones, que la cabeza sería del exnovio de Carmen M., de 67 años y el cual desapareció hace varios meses.

Por ahora, las autoridades mantienen reserva sobre los detalles de este escabroso caso y está a la espera del análisis forense, que esperan arrojen pistas para esclarecerlo. La amiga (o examiga, ahora) de Carmen M. ha colaborado con la investigación y por ahora no está detenida, finaliza Sur.