De acuerdo con el diario local La Cuarta, la ONG animalista ‘Amor por los pug’ fue quien rescató a ‘Maxi’ en 2014, de 10 años de edad, de las ‘garras’ de sus dueños. El pug tiene serios daños físicos.

Alejandra Díaz, fundadora de la ONG y dueña del perro desde su rescate, contó la historia porque le estaba buscando nueva casa a ‘Maxi’. Fue tanto el ‘boom’ sobre este can, que el alcalde de La Florida, Rodolfo Carter, anunció que va a adoptarlo, explica el rotativo chileno.

“Fue un acto irresponsable, ya que darle estas sustancias a un perro como él es como dárselas a un bebé. Tiene un riesgo serio de contraer cirrosis y un hígado muy sensible. Además, tiene serios rasgos de abstinencia, ya que al sentir el olor del alcohol o la marihuana se desespera, igual que un adicto”, indicó Díaz, citada por el mismo medio.

La fundadora de ‘Amor por los pug’, además, detalló que fueron los mismos dueños de ‘Maxi’ los que le contaron, a manera de chiste, que era adicto al alcohol y a la marihuana.

“Nosotros tenemos problemas graves en la comuna de perros que botan a la calle o que no los cuidan, y este era el caso de ‘Maxi’. Los dueños lo dejaban salir a la calle y ahí le daban todas esas sustancias. Nosotros quisimos recibirlo para ayudar a la ONG, y le buscaremos un lugar en la municipalidad para recibirlo”, explicó por su parte Carter a La Cuarta.

La ONG animalista, desde su fundación, ya ha ayudado a cerca de 60 perros con rasgos braquicéfalos (hocico corto) en situación de riesgo, que no tienen el debido cuidado de sus dueños o que han estado al borde de la muerte en el abandono, finaliza el diario chileno.