“Deseo expresar mi cercanía a las poblaciones de América Central golpeadas por el huracán”, dijo el papa que citó las islas de San Andrés, Providencia y Santa Catalina y la costa pacífica del norte de Colombia.

“Rezo por todos los países que sufren por estas calamidades”, agregó.

Providencia, que junto a San Andrés y Santa Catalina conforman el único departamento insular de Colombia, fue devastada casi en su totalidad por el impacto del huracán Iota, que destruyó sus infraestructuras y causó al menos dos muertos y un desaparecido.

A principios de noviembre, el papa Francisco también había expresado su cercanía a todos los afectados por el huracán Eta que también golpeó América central causando muchas víctimas y enormes daños.

Buque de EEUU llega a Colombia para transportar ayudas a Providencia

Entre tanto, un buque estadounidense llegó a Cartagena de Indias para cargar unas 130 toneladas de equipo pesado y suministros de construcción que serán trasladados a la isla caribeña de Providencia, destruida por la furia del huracán Iota, de categoría cinco, hace dos semanas.

“EE.UU. se complace en responder a la petición del apoyo logístico del gobierno colombiano como parte de sus actuales esfuerzos de alivio a este desastre”, expresó el embajador de Estados Unidos en Bogotá, Philip Goldberg, citado en un comunicado.

Agregó: “Estados Unidos y Colombia tienen una alianza militar desde hace mucho tiempo que nos permite coordinar operaciones salva vidas humanitarias”.

El buque tiene previsto entregar la carga, que incluye además ayudas del Gobierno colombiano y donaciones de la ciudadanía, el próximo primero de diciembre.

El huracán dejó al menos dos muertos y un desaparecido en todo el archipiélago colombiano de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, pero decenas de personas resultaron con heridas leves.

El Gobierno de Estados Unidos, según la embajada, ha contribuido con más de un millón de dólares para atender a los miles de damnificados que dejó el huracán Iota en su paso por el archipiélago.

De esas ayudas 550.000 dólares se utilizan para transporte humanitario a las áreas afectadas y que comprende “un puente aéreo” para la movilización de elementos entre las islas de San Andrés y Providencia.

Otros 25.000 dólares corresponden a kits de herramientas que se utilizarán para reparar tejados y remover escombros en San Andrés y 100.000 dólares más fueron donados a la Cruz Roja Colombiana para la compra de equipos de remoción de escombros y de comunicación, y para proveer ayuda humanitaria adicional, diferente a comida.

Sumado a lo anterior, el Departamento de Defensa de EE.UU., apoya con más de 400.000 dólares en vuelos de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos que han transportado a San Andrés más de 220 socorristas colombianos, agua, alimentos y equipos de comunicación, entre otros.