Sin embargo, el político cumplirá arresto domiciliario, porque es señalado de participar en el fallido atentado con drones contra Nicolás Maduro el 4 de agosto de 2018. Este fue le momento:

Desde su detención, el partido Primero Justicia, del que forma parte Requesens y el dos veces candidato presidencial Henrique Capriles, reiteró que “es inocente” y que fue encarcelado por razones políticas, como otros diputados opositores de Venezuela.

“Aunque hoy mi hermano podrá dormir en su casa y en su cama, hay muchísimos venezolanos INOCENTES que no pueden hacerlo. No vamos a dejar de luchar por ellos”, escribió en su cuenta de Twitter Rafaela Requesens, hermana del diputado.

Rafaela Requesens acompañó el mensaje de una foto en la que se puede ver al diputado muy delgado y cubierto con un tapabocas:

Capriles también publicó un vídeo en redes sociales en el que se puede ver a Requesens llegando a su casa, saludando muy sonriente a su familia y a su abogado, Joel García:

Un video compartido por la Asamblea Nacional en diciembre pasado con imágenes de Requesens antes de ser encarcelado evidencia el impacto físico que tuvo en dos años en El Helicoide:

Requesens, quien comenzó su carrera como activista estudiantil, saluda a su pareja en el vídeo y le pide que no le haga llorar y afirma: “Dos años, seguimos adelante”.

García explicó también en su cuenta de Twitter que a Requesens “le fue cambiado el sitio de reclusión” y “se encuentra en su residencia con custodia policial”.

Requesens fue detenido y acusado de formar parte del fallido atentado que sufrió Maduro, con un dron cargado de explosivos. Desde entonces ha permanecido arrestado en El Helicoide, un centro del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin).

Según ha denunciado el abogado García en varias ocasiones, el legislador “no ha podido defenderse” en ninguna etapa del proceso judicial, ni siquiera durante el juicio que comenzó formalmente en noviembre de 2019 y que está suspendido desde marzo debido a la pandemia por la COVID-19.

Los detenidos en esa sombría cárcel, del centro de Caracas, sobreviven en terribles condiciones y en 2019 la BBC recreó las condiciones en el interior, donde los presos viven hacinados y –según el testimonio de guardias y exdetenidos- son torturados en los interrogatorios: