De acuerdo con el canal local NDTV, alrededor de 250 personas llevaron Sukra Majhi, una mujer de 33 años y trabajadora de una plantación de té, en estado crítico al hospital de Jorhat, pero en ese momento ni el médico Dutta ni un farmacéutico estaban presentes.

Por ello, una enfermera solo le administró suero fisiológico a la paciente, que posteriormente falleció, aunque ese mismo canal no detalló la causa de la muerte.

Cuando la multitud se enteró de que su compañera había muerto y vio que el doctor Dutta entró al centro médico, los empleados de la plantación de té lo golpearon brutalmente y luego lo encerraron moribundo en una habitación para que no pudieran salvarlo, indica el canal de televisión indio.

La policía llegó después del llamado de la revuelta y logró rescatar al doctor con vida, pero murió horas más tarde debido a las graves heridas que sufrió. En ese momento, las autoridades arrestaron a 21 personas de las alrededor de 250 que estaban enfurecidas en el hospital, señala NDTV.

La Asociación Médica de la India rechazó el brutal asesinato y convocó a una huelga para este martes. “”El WBDF condena enérgicamente el asesinato violento. ¡El Dr. Dutta era un médico de 75 años que se había involucrado al servicio de su comunidad incluso después de jubilarse! Las personas a las que atendió le agradecieron asesinándolo frente a la policía”, dijo la organización en un comunicado, citado por el mismo canal.