El tiroteo ocurrió en la tarde de este sábado y hasta el momento las autoridades de Estados Unidos no tienen claridad de qué motivó el ataque, pues el hombre disparó repentinamente.

“Tenemos al menos 21 víctimas de disparos y al menos cinco muertos en este momento”, dijo a la AFP el portavoz de la policía de la pequeña ciudad de Odessa, en el oeste de Texas, Devin Sánchez, que no entregó mayores detalles de los hechos.

El alcalde de la localidad vecina de Midland, Jerry Morales, dijo a Fox News que entre los heridos figuran tres policías, pero que se espera que sobrevivan.

Sánchez le confirmó a CNN que el tirador iba en un camión de correos y que disparó mientras se desplazaba por un centro comercial, cerca de un cinema.

Por su parte, el departamento de Policía de Midland puso en su página de Facebook un mensaje en que aseguraba que el atacante, de aproximados 30 años, se había robado el vehículo, y que otro hombre al parecer lo acompañaba.

Varias personas grabaron desde sus vehículos el pánico que se vivió en medio de la balacera.