Tasia Young, una mujer de 33 años, confesó ante la policía de Nueva Jersey, EE. UU., que unas horas después de que su novio ‘la sacó de taquito’, entró en cólera y decidió prenderle fuego a la vivienda, reporta The New York Post.

Por fortuna, retoma Philadelphia CBS, el incendió no dejó personas lesionadas, lo cual no libró a la pirómana de recibir cargos por piromanía, asalto agravado, mala conducta y poner en peligro la vida de otros.

“He pasado por muchos problemas”, confesó la mujer, citada por el Courier Post Online, que narró cómo a la mañana siguiente sintió el deseo de “dañar a alguien”, fue a una gasolinera y compró combustible y fósforos, y se dirigió a la casa de su novio, donde hizo una pequeña antorcha con un trapo, roció gasolina a la puerta, encendió la antorcha y la metió por debajo de la puerta del apartamento.

Por ahora, Young está bajo custodia de la policía local, mientras que los bomberos evacuaron a salvo a 6 personas que viven en las viviendas aledañas a la del novio de Young.