De acuerdo con el diario El Docelos animales que la atacaron, cuando manejaba su moto el pasado martes, pertenecen a un vecino y son de raza Pit Bull y Rottweiler.

Afortunadamente, la argentina llevaba casco, lo que la protegió de que la mordieran en la cara y el cuello, indica el mismo medio.

Por suerte alcanzó a bajarse la visera. Eso le salvó la vida”, expresó Rodrigo, el esposo de Soria, quien además reveló que su cónyuge está muy adolorida por las mordeduras y que no pudo dormir 2 días seguidos por el dolor.

El hombre también expresó que hace 5 meses los mismos perros habían atacado a su ahijado. Aunque hicieron la denuncia, el dueño los trasladó a otro sitio, pero tiempo después los regresó al barrio, detalla el rotativo argentino.

El brutal ataque ocurrió a solo 50 metros de la casa de Soria y la hermana del dueño de los perros fue quien la ayudó a alejar a los furiosos canes.

Sin embargo, los animales también atacaron a la madre: La mujer gritaba, le estaban comiendo el brazo, pero no hizo la denuncia porque son los perros de su hijo”, finalizó el hombre a El Doce.