El avión “se precipitó a tierra ocasionando el fallecimiento” del general de brigada Virgilio Márquez Morillo, que la comandaba, y del capitán Nesmar Salazar Núñez, informó la Fuerza Armada venezolana en un comunicado.

Poco después del despegue, el avión presentó fallas y viró de forma brusca hacia la derecha, por cuanto Márquez Morillo se eyectó y cayó atado a su silla sin que el paracaídas se activara por estar a tan poca altura.

Por su parte, Salazar Núñez cayó a tierra con el avión, que se quemó antes de que pudiera ser auxiliado.

De acuerdo con la información, Márquez Morillo era integrante del cuerpo de generales de la aviación militar, mientras que Salazar Nuñez era plaza del grupo aéreo de caza número 11.

El accidente se produjo en la tarde de este miércoles, después de que los uniformados despegaron de una base en el estado Guárico (centro) hacia un destacamento en el este del país, detalló el reporte.

El Comando Estratégico Operacional de la Fuerza Armada (Ceofanb), en tanto, indicó en Twitter que los pilotos “fallecieron trágicamente en la ejecución de maniobras aéreas”, sin ofrecer mayores detalles.

La aviación venezolana ya había perdido en septiembre de 2015 un Sukhoi-30 durante una operación para interceptar una supuesta aeronave ilegal en la frontera con Colombia. En el siniestro fallecieron dos capitanes y la nave quedó “totalmente destruida”.

Nicolás Maduro lamentó la muerte de Márquez y Salazar y ordenó la conformación de una junta para investigar el hecho.

“Hoy la Aviación está de duelo porque hay dos víctimas más de la corrupción y el desacierto en la Fuerza Armada”, denunció por su parte en Twitter el líder opositor Juan Guaidó, reconocido como mandatario encargado por medio centenar de países, preguntando: “¿Cuántos oficiales muertos suman las fallas de mantenimiento?”.

Venezuela cuenta con al menos 20 unidades operativas del cazabombardero Sukhoi Su-30, de fabricación rusa y cuyas características se consideran similares a las del F-15E Strike Eagle estadounidense.

Venezuela y Rusia han suscrito acuerdos de cooperación en el ámbito militar desde el gobierno del fallecido presidente socialista Hugo Chávez (1999-2013), que incluyen la venta y mantenimiento de equipos por miles de millones de dólares.

En marzo pasado, Moscú, principal aliado internacional de Maduro, junto a China y Cuba, envió al país petrolero dos aviones con unos 100 soldados y equipos.

En tanto, el 5 de octubre el gobernante venezolano anunció la renovación de contratos de “apoyo y asesoría” en materia militar y energética, que prevén la participación de empresas rusas en territorio venezolano.