“Según los primeros datos disponibles, hubo varios disparos. Los presuntos autores se dieron a la fuga en un vehículo” anunció la policía en Twitter, que pidió a los “habitantes que permanezcan en sus casas”.

Según un testigo, los disparos tuvieron por objetivo un restaurante turco. Según el diario sensacionalista Bild, el tiroteo tuvo lugar delante de una sinagoga e igualmente se lanzó una granada contra un cementerio judío cercano, aunque estas informaciones no fueron confirmadas por la policía.

Los judíos celebran este miércoles la fiesta del Yom Kippur o día del perdón.

“Uno de los agresores llevaba un casco y ropa militar”, dijo uno de los testigos. “Lanzó una granada que estalló en la puerta del restaurante”, agregó.

Toda la zona fue acordonada y la estación de tren de la ciudad, cerrada, según la policía. Los sospechosos habrían huido hacia la vecina ciudad de Leipzig.

Halle es una ciudad universitaria del oriente alemán, con más de 20.000 estudiantes provenientes de diferentes puntos del planeta. También se destaca por su industria metalúrgica.