De acuerdo con Los Angeles Times, la muerte del joven se confirmó ayer (martes), junto con la de otras 3 personas.

El COVID-19 no discrimina por edad, raza o nivel de ingresos, y lo que estamos viendo en lugares como Nueva York es indicativo de lo que debemos preparar para experimentar aquí”, dijo la directora de salud pública del condado de Los Ángeles, Barbara Ferrer, citada por People.

“Si bien la Salud Pública está haciendo todo lo posible para mitigar el impacto de esta enfermedad en nuestra comunidad, solo podemos aplanar la curva si todos toman en serio el distanciamiento social y se adhieren a todas las órdenes de aislamiento y cuarentena emitidas por nuestro Oficial de Salud”, agregó Ferrer.

Por su parte, el alcalde de Los Angeles Eric Garcetti señaló que el menor de 18 años no tenía ninguna condición preexistente, publica Los Angeles Times.

Ese diario explicó que el joven falleció de un shock séptico y quien fue su papá el que primero se contagió del coronavirus, debido a que tenía mucho contacto a diario con muchas personas.

“El padre tenía contacto cercano con el público diariamente”, dijo el alcalde al rotativo angelino. “Esto es realmente horrible, perder un hijo”.

Por último, Garcetti mostró su rechazo con el pensamiento del presidente Donald Trump, el cual señaló que el país no se debe parar por esta pandemia.

“Sé que todo el mundo tiene esperanza, y algunos están extendiendo esa esperanza de que volvamos a las iglesias para la Pascua o a las sinagogas o de que reiniciemos la economía en un par de semanas. Creo que debemos ser directos y honestos con todos. No volveremos a ese nivel de normalidad en un corto período”, expresó el mandatario a Los Angeles Times.