La imagen fue tomada por el fotógrafo Jesse Walke en el templo Santa Sofía, uno de los más icónicos de Estambul (Turquía), en marzo de 2018. Sin embargo la belga no solo posó desnuda en este recinto sagrado, sino también en varios lugares icónicos de la ciudad turca.

“Estoy sorprendida de la cantidad de gente que había, esperamos el momento adecuado y la foto nos llevó diez segundos… me marché corriendo de la basílica y no tuve tiempo de ver si alguien se había dado cuenta”, dijo Papen,  informó El español.

Según  The Sun, las autoridades de dicho país emitieron una orden de arresto en contra de la mujer por actos engañosos y por humillar públicamente la soberanía del estado, delitos por los que podría recibir una pena de hasta 3 años en prisión.

Las instantáneas se hicieron para una campaña publicitaria de la marca de gafas australiana Enki eyewear.

Esta no es la primera vez que la modelo belga genera polémica por sus controvertidas fotografías, anteriormente, posó sin ropa en las calles de El Vaticano, cargando una enorme cruz de madera. Incluso en Egipto estuvo detenida por los desnudos que se hizo en las pirámides de Guiza.

Pulzo se abstiene de compartir las fotografías.