En la tercera reunión ministerial de ese grupo, celebrada los pasados 6 y 7 de mayo en San José (Costa Rica), se acordó acelerar los esfuerzos diplomáticos para lograr un proceso político negociado que lleve a unas nuevas elecciones presidenciales “libres y justas“, de acuerdo a la Constitución venezolana.

La misión política enviada a la capital venezolana, que tuvo reuniones el jueves y viernes, estuvo compuesta de representantes del Servicio Europeo de Acción Exterior, así como de los Gobiernos de España, Italia, Portugal, Suecia y Uruguay, que se entrevistaron con “todos los actores nacionales relevantes”.

Todos los interlocutores expresaron su aprecio por los esfuerzos del grupo de contacto y animaron a que continuara su compromiso“, que a juicio de la UE aún es necesario para alcanzar un proceso político que logre resultados.

Indicó asimismo que se intensificará el trabajo con todos los actores relevantes en Venezuela, así como con los socios del grupo, con vistas a “facilitar una solución pacífica y democrática en manos de los venezolanos”.

El grupo está conformado por España, Francia, Alemania, Italia, Países Bajos, Portugal, Suecia, el Reino Unido, Costa Rica, Uruguay, Ecuador y Bolivia y es considerado el único mecanismo que hasta el momento tiene acceso a todas las partes relevantes en Venezuela.