El domiciliario, quien debía pasar por ese sitio para cumplir con su labor, no pudo terminar su entrega y, debido a los abucheos, retos, golpes y demás, tuvo que desviar su camino.

“Ey, andáte a la verga guey, pones en riesgo a las morras… No hombres acá”, le gritaban las mujeres al hombre.

Además, medios de ese país reportaron que durante las marchas hubo 34 heridos y se presentaron actos vandálicos en fachadas de establecimientos públicos y privados, y vehículos, entre otros.

“Se informó que fueron 16 personas las que tuvieron que trasladar a varios hospitales, entre los heridos habían 13 policías, dos civiles y un bombero, mientras que 18 más fueron atendidas en el lugar”, contó El sol de México.