El menor de 6 años fue evacuado en helicóptero a un hospital luego de caer en la azotea del quinto piso del museo y se encuentra en estado crítico, mientras que el sospechoso, de 17 años, está siendo investigado por intento de asesinato, publica el diario The Guardian.

La policía metropolitana de Londres (MET) indicó que no “hay nada que sugiera que la víctima conociera” a su agresor y que esta estaba con miembros de su familia en la galería de arte de fama mundial en el momento que lo empujaron, explica el mismo medio.

Según el informe policial, testigos aseguran que la mamá del niño gritó: “Mi hijo, ese es mi hijo”, cuando lo vio caer por la terraza, añade el rotativo inglés.

Luego del incidente, el museo cerró inicialmente sus puertas pero un poco más tarde dejó salir a los visitantes.

“La policía recibió una llamada hacia las 2:40 p.m. (hora local) el 4 de agosto con información de que un niño había sido lanzado desde el mirador del décimo piso de la Tate Modern“, precisó MET en un comunicado.

La víctima de seis años fue hallada en el techo del quinto piso. Fue tratada en el lugar y llevada al hospital“, añadió la policía, indicando que su estado es “crítico”, indica The Guardian.

El Tate Modern es una de las principales atracciones turísticas de Reino Unido, con 5,87 millones de visitas en 2018, según datos de la Association of Leading Visitor Attractions.