En una época en la que el negocio no atraviesa su mejor momento por la tendencia de los japoneses a evitar casarse, una agencia nupcial de ese país se ha aventurado a aprovechar el furor de Pokémon para revitalizar la industria.

Y es que el número de bodas ha disminuido progresivamente en Japón en los últimos años. En 2018 cayó a su nivel más bajo desde la posguerra, hasta los 586.438 matrimonios, lo que suponen 20.428 menos que un año antes, según datos del Ministerio de Sanidad, Trabajo y Bienestar.

Además, “los que lo hacen sin organizar ceremonia están aumentando. Con la difusión en redes sociales, las personas que encuentran aburrido tener bodas iguales a las de otros y demandan algo más personal y original están aumentando”, explicó a Efe Midori Murai, del departamento de comunicación de Escrit, la primera y de momento única autorizada por ‘The Pokémon Company’ (propietaria de los derechos de la franquicia) para ofrecer bodas Pokémon “oficiales”.

Imagínese recorrer el camino hasta el altar y que allí le esperen un par de Pikachus ataviados con pajarita, bombín y velo; que reciban a los invitados del banquete, donde los platos y la tarta estén adornados con Poké Balls, y que hasta las invitaciones, los carteles de los nombres y el menú de las mesas tengan un diseño original. No se trata de una ceremonia coordinada por una pareja aficionada a Pokémon que personaliza el convite con esmero, sino de un trabajo profesional.

“Aproximarse de esta forma (con ceremonias temáticas) a clientes que piensan: ‘nos gustaría celebrar una ceremonia si fuera así’ (…) podría ser bueno para revitalizar toda la industria de las bodas”, agregó Murai.

La primera boda Pokémon tuvo lugar el 25 de mayo y generó gran interés, principalmente en redes sociales, en un momento en que la fiebre Pokémon vuelve a estar a flor de piel tras el anuncio de nuevos juegos para móvil y el próximo lanzamiento de “Pokémon Espada” y “Pokémon Escudo”, previsto para el 15 de noviembre.

Pokémon no es la primera franquicia con la que Escrit hace esto. En 2016 empezó a ofrecer banquetes de Hello Kitty y en 2017 probó suerte con un plan inspirado en otro exitoso videojuego, “Monster Hunter”.

Ni Escrit ni The Pokémon Company han querido revelar el número de reservas de bodas Pokémon que acumulan desde que el proceso se abrió el 27 de febrero, pero dicen estar sorprendidos por la cifra, que se encuentra muy por encima de sus expectativas iniciales, pues alcanzaron el objetivo anual en tan sólo dos meses.

Las bodas costaron de media 3.724.000 yenes (unos 30.500 euros ó 34.400 dólares) en 2017, según la última encuesta sobre tendencias nupciales publicada por Recruit Marketing Partners, editora de la revista japonesa especializada Zexy.

Las bodas Pokémon se celebran actualmente en 32 instalaciones de todo el país, desde Sendai (nordeste) hasta Okinawa (sudoeste), pero se trata de un plan de duración limitada, ya que la compañía planea gestionarlas, en principio, hasta diciembre de 2020. “A partir de 2021 no hay nada decidido”, explica Murai, aunque podrían mantenerlo, como ya ocurrió con los dos planes previos.