Así, se puede afirmar que luego de que el gobierno de Trump aprobó el plan de estímulo financiero por 2,3 billones de dólares en diciembre con el fin de aliviar la crisis por el coronavirus, las agencias de inteligencia deberán hacer públicos sus hallazgos sobre objetos voladores no identificados (ovnis) desde aquel objeto desconocido que se estrelló en la región de Roswell, estado de Nuevo México, en 1947.

Incluso, en el 2019 se gestó una iniciativa de ciudadanos seguidores de las teorías de conspiración alrededor del tema de los ovnis y los extraterrestres que invitaba a invadir el ‘Área 51’, una zona militar en el estado de Nevada donde, según esas personas, el gobierno estadounidense almacenaría pruebas de vida extraterrestre.

El plazo de las agencias de inteligencia para desvelar la información sobre ovnis está incluido en la sección de ‘comentarios de la comisión’ de la Ley de Autorización de Inteligencia para el año fiscal 2021, que estaba incluida en el gigantesco proyecto de ley de gastos, señala CNN.

El medio informa que el reporte debe incluir “análisis detallados de datos e información de inteligencia sobre ovnis recopilados por la Oficina de Inteligencia Naval, la Fuerza de Tarea de Fenómenos Aéreos No Identificados y el FBI”.

Las agencias deben designar a un vocero para que se responsabilice de estos informes.

Como se había mencionado en agosto del 2020, más que saber si hay vida alienígena o si los habitantes de la Tierra han sido visitados por naves de otras civilizaciones, la misión de las agencias mediante el reporte será el de identificar peligros potenciales para Estados Unidos, ya sean de otros mundos o de este, como lo señaló en su momento el senador de origen latino Marco Rubio.

El Pentágono de EE. UU. reconoció que videos de ovnis eran reales

A principios de agosto de 2019, el Departamento de Defensa de EE. UU. señaló que 3 videos recientes de pilotos de avión que habían detectado objetos no identificados eran reales

“Los tres videos (uno del 2004 y dos del 2015) muestran incursiones en nuestros espacios de entrenamiento militar por parte de fenómenos aéreos no identificados”, dijo el portavoz de la Marina, Joseph Gradisher, a NBC News.

La Marina de ese país dijo que de ahora en adelante los avistamientos que se consideren reales se llamarán “fenómenos aéreos no identificados”, con el fin de diferenciarlos del mero fenómeno ovni, dada la “carga de irrealidad que el segundo acarrea”.

Para las autoridades esto también busca que los pilotos se animen a hablar abiertamente de estos fenómenos sin temor a ser señalados, sobre todo aceptando que se ha detectado un incremento en la cantidad de los que los ufólogos llaman encuentros cercanos de primer tipo.

CNN señala que no es la primera vez que el Pentágono investiga encuentros aéreos con ovnis, pues esa agencia estudió grabaciones de esos incidentes como parte de un programa clasificado que impulsó el exsenador Harry Reid. El programa dejó de existir debido a los altos costos de financiación que suponía su funcionamiento.

El exdirector del programa, Luis Elizondo, dijo en entrevista del 2017 con CNN que cree que “hay pruebas muy convincentes de que es posible que no estemos solos”.