For Everyone Or Just Me, portal especializado en rastreo de datos, mostró que Parler fue desactivado a la medianoche (hora local). Es decir que sus dueños no consiguieron ningún otro proveedor de servicio.

Luego de los hechos ocurridos el pasado miércoles en el Capitolio de Estados Unidos, esta plataforma se convirtió en un refugio para algunos internautas de derecha indignados (incluida María Fernanda Cabal) con la política de moderación de las redes sociales como Twitter, que cerró definitivamente la cuenta de Donald Trump el viernes.

Antes de ser bloqueada y desactivada, en la aplicación conservadora se difundieron mensajes de apoyo a quienes irrumpieron en el congreso e incluso algunos en los que se convocaban nuevas protestas en contra del resultado de las elecciones presidenciales de noviembre, ganadas por el demócrata Joe Biden.

John Matze, fundador de Parler, manifestó el sábado que la plataforma no estaría disponible a partir de esta semana y acusó a los gigantes tecnológicos de estar en “guerra contra la libertad de expresión”.

En los últimos meses, la red social se convirtió en la aplicación ideal para los conservadores más tradicionales. Además, no prohíbe el discurso de odio ni tiene ningún tipo de filtro contra las informaciones falsas, aunque sí veta el spam y la actividades ilegales.

Apple y Amazon vetan la red social Parler tras el asalto al Capitolio

Apple y Amazon se sumaron este domingo a Google y vetaron de sus servidores a la red social, que tiene cerca de 10 millones de usuarios, ante su negativa de regular los contenidos que incitan a la violencia.

“Siempre hemos apoyado que haya puntos de vista diversos en la App Store, pero en nuestra plataforma no hay sitio para las amenazas, la violencia y las actividades ilegales. Parler no ha tomado las medidas adecuadas para controlar esto”, precisó la compañía de la manzana.