Tokputza, además, admitió en un tribunal de la justicia australiana que también grababa los abusos y luego los subía a Internet, publica el diario local News.

El fiscal Heath Barklay comparó a Tokputza con el famoso pedófilo Shannon McCoole, quien fue sentenciado a 35 años de cárcel en 2015, y señaló que sus acciones fueron mucho más serias, explica el mismo medio.

Principalmente, detalló el fiscal, la mayor diferencia entre los dos pedófilos es que McCoole mostró remordimiento y pidió perdón a sus víctimas. Asimismo, explicó que el condenado en 2015 cometió menos abusos, un total de 20 durante 7 años, indica el diario australiano.

Ruecha Tokputza fue arrestado gracias a una larga investigación de diferentes departamentos de la policía federal de Australia y la Interpol.

Entre los cargos que le imputan están relaciones sexuales con una persona menor de 14 años, agresión con agravantes, participación en actividades sexuales con un niño fuera de Australia (también violó a niños en Tailandia) y transmisión de material de explotación infantil, finaliza News.