“¡Mie%&@, eres enorme!, eres absolutamente enorme”, fue lo primero que pensó la mujer al ver al hombre, quien había ido a recogerla hasta su casa, ubicada en Oxfordshire (Inglaterra), informó Daily Mail a partir de documentos policiales.

Por cortesía, ella lo dejó entrar a su vivienda para tomar una taza de té y conversar. Según el testimonio de la mujer, ella le dejó claro a Schubert que no tendrían relaciones sexuales, indicó el diario británico.

La víctima también manifestó que si bien previamente había visto fotos del hombre, en persona él se veía mucho más gordo.

Al entrar a la casa, Schubert la forzó a tener relaciones sexuales, por lo que la víctima lo denunció con la policía. Exámenes médicos revelaron que la mujer tenía “laceraciones y abrasiones” como consecuencia de “sexo duro”, señaló el medio.

Aunque la violación se registró en enero de 2018, hasta ahora se conoció el caso. Lo último que ha ocurrido es que Schubert negó “dos cargos de violación y dos cargos de agresión sexual por penetración”, concluyó el rotativo.