Los familiares de Zavaleta no la dejaron salir a la calle durante 9 meses y no permitían que nadie la visitara, pero las medidas se relajaron cuando uno de sus hijos la visitó sin saber que él ya estaba infectado, sin síntomas, excepto por una leve tos, publica el diario Milenio.

Martínez murió de forma súbita el 30 de diciembre pasado, mientras que su mamá comenzó a sentir los síntomas del coronavirus el 31 de diciembre.

Aldo Martínez, otro de sus hijos, le dijo al medio que tiene la certeza de que quien infectó a su mamá fue su hermano fallecido y ahora teme que a su mamá le pase lo mismo.

Esta fue la entrevista que dio el hijo de Zavaleta a la cadena Milenio:

México, una nación de 128 millones de habitantes, es el cuarto país más enlutado en números absolutos por el coronavirus, con 127.757 fallecidos y 1,4 millones de contagiados, según cifras oficiales reportadas esta semana.

México aprueba vacuna de AstraZeneca/Oxford contra COVID-19

La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) “autorizó la vacuna de AstraZeneca para uso de emergencia contra el virus SARS-CoV-2”, señaló en Twitter Hugo López-Gatell, subsecretario de Salud y vocero de la estrategia gubernamental contra el nuevo coronavirus.

El funcionario dijo que la vacuna podría estar disponible en marzo. “Depende de que las entidades privadas que trabajan en ella concreten la capacidad de producción”, explicó más tarde durante su habitual conferencia vespertina.

El país latinoamericano emprendió el 24 de diciembre pasado la vacunación de su personal sanitario con el fármaco fabricado por el dúo estadounidense-alemán Pfizer BioNTech.

Unos 30.000 trabajadores, cerca de una cuarta parte de lo previsto en la primera etapa, habían recibido la vacuna hasta el domingo, según el gobierno.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dijo que hasta la primera mitad de enero se prevé vacunar de 700.000 a 750.000 trabajadores sanitarios al frente de la pandemia.