“Hoy iniciamos una etapa nueva de organización (…), vamos a visitar todos los estados posibles, vamos a organizarnos muy bien en la operación libertad por el cese definitivo de la usurpación“, dijo Juan Guaidó durante una reunión en la ciudad de Valencia, donde inició su gira.

El también jefe parlamentario, reconocido como presidente interino de Venezuela por más de 50 países encabezados por Estados Unidos, explicó que para ello serán conformados “comandos por la libertad”, células encargadas de movilizar a la base opositora.

“Muy pronto, cuando hayamos recorrido y organizado cada rincón -eso va a ser pronto, ya estamos en el momento definitivo del cambio-, vamos a ir a (el palacio presidencial de) Miraflores a reclamar lo que es del pueblo“, subrayó Guaidó ante miles de seguidores.

No fijó aún una fecha para la movilización nacional, anunciada días atrás.

Además, insistió en que sus partidarios deben estar “muy organizados” para evitar una “confrontación”, por lo que les pidió convencer a los militares y funcionarios públicos que conozcan de que retiren su apoyo a Maduro.

Todas las opciones están en la mesa con responsabilidad, con fuerza, pero depende de nosotros, cualquier opción nos debe encontrar movilizados, organizados”, reiteró, quien no descarta pedir una intervención militar extranjera.

Maduro “está atrincherado en Miraflores, cree que una banda robada o un palacio lo hacen presidente. Es el apoyo de nuestro pueblo lo que hace a alguien presidente de una nación y él no tiene eso, pero no mucho más va a estar en ese palacio”, advirtió.