Los investigadores tienen la hipótesis de que Jacqueline Crayton, mamá de la capturada, tuvo un accidente en la casa que compartía con su hija y su nieta discapacitada en 2016. Delissa no habría atendido las lesiones que amenazaban su vida, lo que provocó su muerte en un cuarto a la edad de 71 años, publica el diario USA Today.

El jefe de policía de la ciudad de Seguin, Terry Nichols, dijo en una rueda de prensa que los restos de Jacqueline Crayton fueron hallados la semana pasada mientras realizaban una investigación de Servicios de Protección Infantil en esa misma casa, relata el mismo medio.

Por estos hechos, Delissa Crayton enfrenta cargos por omisión de socorro  y también de un delito grave por lesiones contra niño menor de 15 años, porque su hija sufría al vivir en una casa de dos habitaciones con el cadáver en descomposición de su abuela, detalla el rotativo estadounidense.

La investigación del caso sigue en curso y se espera que la policía o la fiscalía acusen de cargos adicionales a Crayton, quien ya enfrenta hasta 20 años y una multa de hasta 10.000 dólares, indica USA Today.

La acusada se encuentra recluida en la cárcel del condado de Guadalupe y el juez fijó una fianza de 200.000 dólares para su libertad  condicional.

Por su parte, la hija de Delissa está a cargo de miembros de su familia y recibe asistencia del departamento de policía de Seguin, Servicios de Protección Infantil, y del Centro de Defensa de Menores del Condado de Guadalupe, finaliza el mismo diario.