De acuerdo con el portal local AZ Central, la mujer tuvo sexo con un adolescente de 13 años en varias oportunidades y, además, sedujo a otros de sus alumnos en repetidas ocasiones.

Aunque Zamora reconoció el viernes ante la jueza, en la Corte Superior del Condado de Maricopa, que sus actos no fueron correctos y se disculpó con los jóvenes, más tarde, por medio de su abogada, quiso dejar claro que su condena no era justa.

“Esto no fue entre un niño pequeño y Brittany: era un adolescente”, dijo la letrada Belén Olmeda Guerra durante una conferencia de prensa, citada por el medio estadounidense.

La señora Zamora atrae a estos muchachos, se gana su confianza y luego se aprovecha de ellos solo para satisfacer sus propios deseos sexuales… Usó su poder para abusar de un niño y eso es pedófila”, expresó la madre de uno de los estudiantes durante el juicio.

El mismo portal recuerda que Brittany Zamora, según los informes policiales, tuvo relaciones sexuales con el estudiante de 13 años en su carro y en el salón de clases; en una ocasión otro niño de 11 años vio cómo tenían sexo. Incluso, se supo que ambos se tocaron sexualmente durante una lección.

“Soy una persona buena y genuina que cometió un error y lo lamento profundamente… Viví mi vida respetando y tratando de obedecer todas las leyes. No soy una amenaza para la sociedad”, dijo Zamora en el juicio, publica AZ.

Por último, ese portal explica que la docente recibió la pena mínima que EE. UU. establece para delitos sexuales contra menores de edad, cuya pena máxima es de 44 años de prisión.