Niños extranjeros de 11 a 17 años de edad y en grupo tienen en vilo a los habitantes de Alemania luego de que en tan solo 2 meses se hayan conocido 3 violaciones y otra agresión sexual, publica el diario El Mundo.

Son en total 20 menores de edad, 3 de ellos por debajo de la edad penal, que se dividen en 4 diferentes “manadas” y que tienen aterrorizado a ese país europeo. Según el mismo medio, las nacionalidades de los niños son búlgaros, turcos, sirios y libaneses.

Alemania ha sido uno de los países que más ayuda ha dado a refugiados y migrantes que salen de sus países buscando mejores oportunidades. Sus habitantes estaban orgullosos pero ahora, al parecer, se están cansando. “Ya no son bienvenidos”, tituló hace un par de días el diario Bild, el más leído del país y el mensaje ya hace parte de la sociedad alemana, indica ese rotativo.

Uno de los últimos casos de violación ocurrió el pasado viernes 5 de julio, cuando una joven de 18 años con “deficiencia psíquica” fue abusada en la ciudad de Mülheim por 5 niños búlgaros entre los 12 y 14 años , detalla El Mundo.

Dos días más tarde, en la ciudad de Herne una adolescente de 15 años fue agredida sexualmente en una parada de bus a manos de 5 menores de edad, entre los 11 y 17 años. Eran refugiados de Siria y Libia, explica el diario español.

Las alarmas se prendieron en los pasados meses de abril y mayo cuando ocurrieron casos muy similares.

El partido Iniciativa ciudadana para Mühlheim (BAMH) exigió la aplicación de la Ley de extranjería y la divulgación de los nombres de los menores que han participado en la comisión de delitos sexuales. “Los padres y madres con hijos en los colegios de Müelheim tienen derecho a saber quiénes son“, alegó la jefa de ese partido, Ramona Bassfeld, citada por El Mundo.