Óscar Pérez, expolicía del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) de Venezuela, fue asesinado por el régimen de Maduro en 2018 junto con otros 6 compañeros suyos que se declararon en rebeldía de esa dictadura y a casi dos años de su ejecución, dos funcionarios utilizaron el rotativo español para hacer la denuncia.

Durante las protestas del 2017, Pérez y su equipo lanzaron varias granadas al Tribunal Supremo de Justicia, en el centro de Caracas. El régimen de Maduro catalogó sus acciones como terroristas y emprendió una persecución en su contra, recuerda ese medio.

El diputado Wilmer Azuaje y la fiscal general en el exilio Luisa Ortega Díaz entregaron las fotos a El Mundo para hacer conocer al mundo lo que Maduro y su régimen negaron desde el inicio, que Pérez y los otros 6 agentes fueron asesinados con tiros de gracia, de manera extrajudicial.

Las imágenes muestran que Óscar Pérez recibió disparos en el cuello y en la cabeza, lo que resulta inconcebible porque había anunciado su rendición varias veces cuando estaba rodeado por agentes de Maduro aquel 15 de enero de 2018, en una casa de El Junquito, Caracas, indica el mismo medio.

El Mundo también difundió fotos de los compañeros de Pérez, convertido ya en un héroe de la revolución contra Nicolás Maduro, llamado después de su muerte el ´Rambo venezolano´. En estas se ven disparos en la cabeza, la espalda y el pecho.

El rotativo explicó que el registro fotográfico fue obtenido por un hombre identificado como Sondas Cortés, excompañero de Óscar Pérez en el Cipc; mientras que Daniel Lozano, el periodista que firma la crónica, describe las fotos como “decenas de tiros de gracia para acabar con la vida del famoso ‘Rambo venezolano’ (como llamaban a Pérez) y de su equipo”.

Estas son algunas de las fotos difundidas por el diario El Mundo: