Fue el mismo Eduardo Bolsonaro, de 35 años y diputado federal por el estado de Sao Paulo, el que mostró a sus partidarios en redes sociales la prenda de vestir.

“El concepto LGBT fue actualizado con éxito por un ecuatoriano que vive en Argentina y me regaló esta camiseta aquí en Brasil. ¿Te gustó?”, escribió el político brasileño en su cuenta de Twitter, donde tiene 1,7 millones de seguidores, junto a una foto donde sale sonriente y luciendo la polémica camiseta.

La camiseta se burla del movimiento LGBT y por la L pone “Liberty” (libertad), junto a la ilustración de la estatua. Por la G, “Guns” (armas) y la imagen de una ametralladora y por último por la B y la T, está el rostro de su papá y la de Trump, presidente de EE. UU., respectivamente.

Esta es otra de las actuaciones xenófobas que ha hecho la familia Bolsonaro a lo largo de su carrera política. Incluso, el propio Jair Bolsonaro, hoy presidente de Brasil, en algún momento dijo que “no podría amar un hijo gay” y que lo preferiría muerto.

A continuación, la publicación de Eduardo Bolsonar en Twitter, la cual tiene más de 13.700 ‘me gusta’, más un video donde se le ve muy orgulloso portando la camiseta: