Por ese motivo, Jayme Bayly criticó a los indígenas ecuatorianos que desde hace más de 10 días protestan en contra de la decisión de Moreno de subir el precio de los combustibles, entre otras decisiones económicas que tomó para recaudar fondos y pagar deudas al Fondo Monetario Internacional (FMI).

“Pero si son indígenas que viven en los bosques no tienen por qué indignarse por aumento del precio de la gasolina… yo no sé cómo les afecta. Si son indígenas de verdad, no creo que manejen un Audi o se movilicen en transporte público”, zanjó el controversial comunicador en su programa de televisión.

La crítica no quedó ahí y, además, señaló que la violencia utilizada por los indígenas ha sido desbordada y que en ningún país democrático los ciudadanos deberían atacar a las autoridades.

“Este grupo de exaltados que la prensa internacional llama indígenas que han sido humillados por Lenín Moreno han linchado a un periodista, lo dejaron inconsciente, desmayado […] Es el triunfo de los matones y vándalos que sospechosamente tienen armas de fuego para ser indígenas que vienen de los bosques“, añadió Bayly.

Además, hizo una defensa a ultranza del presidente ecuatoriano Lenín Moreno, del cual dijo que no tomó esas decisiones económicas con el fin de perjudicar al pueblo.

“Pero quién ha dicho que la vida es justa. Y entonces todos sufrimos un poco cuando pasan esas cosas. La vida nos despeina, nos rebaja, nos humilla, no por eso vamos a salir a las calles a disparar cohetes artesanales contra la policía. Moreno no lo ha hecho para dañar a estos lunáticos que están en las calles tratando de cargarse a policías, para dañarles la vida o el futuro, al contrario”, dijo el peruano.

Este domingo, el gobierno y los indígenas, por fin, abrirán el diálogo para llegar a un acuerdo y terminar con las violentas protestas.

Las dos partes, con la ayuda de la ONU y la Iglesia católica, sostendrán un primer encuentro a partir de las 3:00 p.m. (hora local). La cita está prevista en Quito donde la víspera las protestas contra las medidas degeneraron en una ola de caos, con el edificio de la contraloría en llamas y dos medios asaltados por manifestantes.

Venidos de varios puntos del país, los indígenas, que se deslindaron de las acciones violentas, se replegaron ante la prohibición de circular por la ciudad. Pero, según su dirigencia, se mantendrán en la ciudad hasta alcanzar un acuerdo sobre la eliminación de subsidios que incrementó hasta un 123 % los precios del diésel y la gasolina.

Nos mantenemos en Quito, no solo los dirigentes sino también las bases, y nos mantendremos hasta que haya una solución“, expresó Salvador Quishpe, quien integra la comisión política de la Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie).

La organización aborigen espera salir con un acuerdo que revoque o dé paso a la revisión del decreto sobre el fin de los subsidios. Esperamos “un punto de equilibrio, y eso podría ser que no suba como subió (el combustible), sino en un porcentaje menor”, añadió Quishpe.

Moreno, que ofreció a los indígenas un diálogo directo, está en Guayaquil, adonde trasladó la sede presidencial tras decretar el estado de excepción nacional el 3 de octubre y movilizar a las Fuerzas Armadas.