María Vásquez, hija del difunto, le contó a KPRC-TV que justo antes del velorio se acercó al ataúd de su padre para decirle “te amo” por última vez; en ese momento, se dio cuenta de que habían puesto a otra persona y que llevaba la ropa de su papá, nacido en México.

Según el medio, la funeraria puso a otro hombre por error en el ataúd de Natividad y lo vistieron con una camiseta “especial” de la selección de fútbol mexicana.

“Se sintió como una broma realmente cruel”, aseguró Natividad Córdova Junior, citado por el Houston Chronicle, y en seguida añadió:

“Ni siquiera me gusta hablar de eso”.

El hombre también comentó que después de percatarse del error, la familia tuvo que esperar 2 horas para que el cuerpo de su ser querido llegara, y que su cuerpo ni siquiera estaba preparado para ser enterrado, recogió el periódico texano.

Ambos medios reportaron que el director de la funeraria, Arnold Alanis, se negó a hacer comentarios sobre este caso en particular, pero sí manifestó que “de vez en cuando puede haber un problema con una familia”.

Asimismo, según KPRC-TV, Alanis dijo que lamentaba lo sucedido con la familia de Natividad.