Este viernes, hubo varios reportes de “paquetes sospechosos” en Nueva York, lo que hizo que el departamento de terrorismo tomara acciones en el asunto y pidiera a la gente alejarse del área del metro en la calle Fulton, informa CNN.

Allí, las autoridades encontraron dos ollas a presión, que en algún momento pensaron podían estar modificadas y ser explosivas, pero minutos después de una revisión exhaustiva se identificó que estaban vacías y que no eran peligrosas, según una fuente de la policía, citada por el mismo medio.

Sin embargo, los uniformados mantienen la zona acordonada y siguen buscando más artículos sospechosos.

Una tercera olla muy parecida a las descubiertas en Fulton fue encontrada en las cercanías de la calle 16 oeste y la séptima avenida, cerca de un cubo de basura, detalla la cadena estadounidense.

Por ahora, la policía de Nueva York da un parte de tranquilidad a sus ciudadanos, luego de la falsa alarma.