Facebook se dio cuenta de sus deficiencias después de que un artículo de prensa mostrara que algunas publicidades eliminadas se habían vuelto a difundir en la plataforma en plena campaña de elecciones en EE.UU.

Aseguró haber tomado nuevas medidas luego de constatar fallos que permitían que militantes volvieran a publicar anuncios vetados por no responder a los criterios de verificación de datos.

El diario The Wall Street Journal reveló que ciertos mensajes de apoyo al presidente Donald Trump que contenían informaciones falsas sobre su rival demócrata, Joe Biden, habían logrado compartirse por un grupo conservador, el American Principles Project, pese a que ya habían sido bloqueados anteriormente.

En esos anuncios se afirma falsamente que Biden apoya al movimiento de extrema izquierda Antifa y que está a favor de la cirugía transgénero en los niños.

Facebook volvió a suprimir los mensajes tras el informe del WSJ.

“Cuando un verificador pone una reseña en un anuncio, lo etiquetamos y degradamos retirándole el estatuto de publicidad, y eso vale para el total de las evaluaciones“, indicó un portavoz de Facebook a la AFP.

“Estamos verificando esos anuncios y actuamos contra los que violan nuestras reglas, mientras tratamos de mejorar nuestro sistema de detección de publicidad similar a la ya evaluados“, añadió.

La semana pasada, Facebook ya enfrentó problemas en la puesta en funcionamiento de una medida de prohibición de anuncios políticos a pocos días de las elecciones de este martes.

Durante la campaña, tanto los republicanos como los demócratas han acusado al gigante tecnológico de perjudicarles.

“Investigamos los anuncios que han sido suspendidos por error, y las preguntas de los anunciantes que tienen problemas para ajustar sus campañas. Trabajamos para encontrar solución rápidamente a esos problemas“, tuiteó Rob Leathern, un responsable de productos publicitarios de Facebook.

Seguido de cerca por su gestión de la desinformación política en su plataforma, Facebook aumentó los esfuerzos antes del escrutinio del 3 de noviembre, asegurando que redoblará los esfuerzos para evitar cualquier perjuicio al proceso electoral.