Aunque la decoración que instalaron no era realmente exagerada, pero lo hicieron el 1 de noviembre, la familia Simonis se sorprendió al encontrar la amonestación, informó ABC News.

Sin embargo, también señalaron que tienen una buena razón para haberse adelantado tanto, y es que viene un bebé en camino y ahora tiene ocho meses de gestación, por lo que se espera para diciembre.

“Me sentí sorprendido y enojado”, dijo Nick Simonis a CNN, agregando que la asociación “tiene mucho tiempo libre”.

Aunque la carta dice que se debe quitar la decoración 10 días después de las festividades, la familia comenta que no hay regla alguna sobre cuál es el momento propicio para ponerla.

Ambos medios coinciden en que la familia ha recibido apoyo de sus vecinos, que no ven ningún problema en que se hubieran adelantado, aunque por ahora son los únicos que la tienen ya instalada.

La familia ya tiene dos hijos de 2 y 7 años, por lo que la llegada de la navidad es una época emocionante. Además, se mantuvieron en que no quitarán sus adornos.