De acuerdo con la sentencia del magistrado, el hombre de 56 años de edad ataba las manos de las víctimas, mientras filmaba con una vieja videocámara cómo las abusaba, señaló la BBC News.

“Es desviado y manipulador. Está claro que no considera a la mujeres como seres humanos ni el impacto de lo que les ha hecho. No puedo pensar en una persona más peligrosa en mis 35 años en el derecho penal”, afirmó este lunes Cook en declaraciones emitidas por este mismo medio.

La cadena de noticias británica, adicionalmente, indicó que Blackwell utilizaba una máscara y hablaba con acento irlandés para ocultar su identidad y no ser reconocido por las víctimas, que algunas veces estaban conscientes durante los ataques.

El criminal, que alcanzó la fama en 2009 gracias a su incursión en el reality show, admitió un total de 31 delitos sexuales, incluidas 9 violaciones. Además, confesó que su primer crimen lo perpetuó en 1997 y el último en 2019.

A pesar de que no especificaron los lugares exactos, las autoridades que llevaron el caso contra Blackwell afirmaron que los crímenes fueron cometidos en las ciudades de Birmingham, Coventry, Nuneaton y Launceston, agregó el informativo.

La BBC News, por último, aseguró que el violador también fue incluido en el registro de los delincuentes sexuales más peligrosos del Reino Unido y que tiene prohibido contactar a sus víctimas.