De acuerdo con las investigaciones preliminares, el pequeño habría perdido el control debido a que su padre le decomisó el celular, por lo cual tomó un cuchillo de la cocina y le propinó 7 puñaladas, indicó El Diario de Mallorca.

El impreso ibérico, igualmente, señaló que el hombre salió ensangrentado del domicilio –ubicado en una de las zonas residenciales más exclusivas de esa localidad– y llamó al sistema de emergencias.

A pesar de que no presentó ninguna herida de gravedad, la policía nacional informó que el afectado fue trasladado de inmediato al Hospital Universitario Son Espases de Palma, agregó el rotativo.

El pequeño, según explicó el periódico español, fue llevado al área psiquiátrica de ese mismo centro médico, donde aseguró que escuchó algunas voces que le decían que apuñalara a su papá.

Debido a su corta edad, el pequeño no puede ser juzgado penalmente por este hecho. Sin embargo, la Fiscalía de Menores afirmó que las investigaciones del caso continuarán, concluyó El Diario de Mallorca.