Además de patearla y golpearla en la cabeza, el hombre —cuya identidad no fue revelada— agarró a la víctima de los brazos y la empujó contra la reja de un bar, informó La Voz de Galicia.

Las personas que presenciaron la agresión, registrada en la tarde del domingo 9 de agosto, alertaron a las autoridades y estas arrestaron al sujeto por un delito de violencia de género, indicó ese periódico.

El medio agregó que durante el interrogatorio, el agresor se expresó indignado por la detención y quiso justificar su comportamiento. “Es mi mujer. No me puedo creer que por dos patadas me vayáis a detener”, manifestó él, según el diario español.

De acuerdo con La Vanguardia, la víctima comentó que no era la primera vez que el hombre la agredía de esa manera, y señaló que nunca antes lo había denunciado.