“Es un gesto noble, es un gesto generoso, es un gesto que el gobierno de España (…) quiere apoyar”, dijo a medios González Laya luego de una reunión en Bogotá con su homóloga, Claudia Blum.

Ese sentir es similar a la mención de The New York Times hace unas semanas respecto de la legalización de casi un millón de migrantes irregulares del vecino país en Colombia.

La jefe de la diplomacia colombiana agradeció a España las “nuevas asignaciones por 70 millones de euros” para atender a los migrantes venezolanos en el país, que en 2020 registró su peor desempeño económico en medio siglo.

A comienzos de febrero el presidente Iván Duque anunció la creación de un “estatuto de protección temporal” que otorga un plazo de diez años para que los venezolanos indocumentados tramiten una visa de residencia en Colombia,

Naciones Unidas calcula que el 34 % de los 5 millones de venezolanos que han huido de la crisis en su país están en Colombia, la mitad de ellos de forma irregular.

“Otros países cierran las puertas (y) erigen muros, Colombia ha optado por acoger”, celebró González Laya, quien el sábado visitará la ciudad Cúcuta, fronteriza con Venezuela.

El país petrolero está envuelto en tensiones diplomáticas con España y el resto de la Unión Europea, que no reconoce el resultado de las elecciones parlamentarias de diciembre pasado.

El gobierno de Nicolás Maduro expulsó recientemente a la embajadora de la UE en Venezuela en retaliación por nuevas sanciones contra 19 funcionarios venezolanos acusados de socavar la democracia.