El pasado sábado, Donald Trump, que perdió las elecciones contra el candidato demócrata Joe Biden, anunció en Twitter una rueda de prensa de su equipo de abogados en el Four Seasons de Filadelfia (Pensilvania), haciendo pensar que era en uno de los lujosos hoteles de la famosa cadena.

Sin embargo, minutos después publicó otro tuit en el que detalló que la conferencia de prensa se llevaría a cabo en Four Seasons Total Landscaping, una pequeña tienda de jardinería, ubicada lejos del centro de la ciudad, donde el evento y al lado de un ‘sex shop’.

“Una conferencia de prensa de los abogados en Four Seasons, Filadelfia, a las 11:30 (hora local)”, escribió el mandatario en su cuenta personal de Twitter. Posteriormente, el tuit con el anuncio fue borrado y Trump publicó otro: “Una gran conferencia de prensa hoy en Filadelfia en el Four Seasons Total Landscaping: a las 11:30”.

La cadena de hoteles aclaró que “la conferencia de prensa del presidente Trump no se celebrará en el Four Seasons Hotel Philadelphia. Se celebrará en el Four Seasons Total Landscaping: ninguna relación con el hotel”.

Aunque para muchos internautas y periodistas fue un completo error de los abogados de Trump, quien por ahora no ha reconocido la victoria de Biden y pide contar cada voto “legal”, The New York Post citó a una fuente familiarizada con el tema, la cual aseguró que el lugar se reservó a propósito.

Cuando el asesor de la campaña, Corey Lewandowski, informó sobre eso al presidente, Trump malinterpretó y creyó que se trataba del lujoso hotel y no de una pequeña tienda de jardinería, lejos de la ciudad y al lado de un ‘sex shop’.

El mismo rotativo explicó sobre la remota ubicación que las conferencias de prensa pasadas de los republicanos estuvieron ensombrecidas por la presencia de seguidores del partido Demócrata.

“Cuando los periodistas llegaron, se quedaron sorprendidos con la escena y comenzaron a especular rápidamente que alguien de la campaña de Trump había cometido un error garrafal”, aseguró Daniel Politi, periodista del medio Slate

“El aparcamiento de un negocio de jardinería en las afueras de la ciudad fue el triste telón de fondo para una conferencia de un presidente que quería convencer a los estadounidenses de que todavía tenía oportunidades de ganar”, agregó Politi.