Según el Departamento de Estado, Villegas Palomino, de 39 años, es desde 2000 un miembro de alto rango del Ejército de Liberación Nacional (Eln), última guerrilla activa de Colombia.

Conocido como ‘Carlos El Puerco’, el 12 de febrero pasado fue inculpado por el Distrito Sur de Texas de “narcoterrorismo, conspiración para importar cocaína y distribución internacional de cocaína”.

Según la acusación, Villegas Palomino estuvo involucrado durante más de 20 años en el envío de cocaína desde Colombia a Estados Unidos “a sabiendas o con la intención de brindar apoyo pecuniario al Eln”.

Como jefe del área del Magdalena, en el noroccidente colombiano, Villegas Palomino está a cargo del tráfico de drogas en la zona, cuyas ganancias canaliza al Comando Central del Eln en Venezuela para llevar a cabo “actividades políticas y terroristas”, dijo el Departamento de Estado.

“Estados Unidos está comprometido a ayudar al gobierno colombiano a desarticular y desmantelar las organizaciones criminales transnacionales que operan en la región”, tuiteó Pompeo.

Mike Pompeo se reunió el sábado en Bogotá con el presidente colombiano Iván Duque, principal aliado de Washington en la región.

Lo hizo en el marco de una gira en la que consolidó la alianza sudamericana contra el mandatario venezolano, Nicolás Maduro, a quien Estados Unidos acusó a fines de marzo de “narcoterrorismo” y por quien ofrece hasta 15 millones de dólares por su captura.

En Bogotá, el secretario de Estado dijo que la violencia por parte de grupos guerrilleros, como los disidentes de la extinta guerrilla Farc, el Eln “o cualquier otro grupo terrorista o criminal, es inaceptable”.

“No se puede tolerar, así como no pueden aceptarse las acciones de regímenes como el de Maduro que brindan un refugio seguro (…) a esos terroristas”, afirmó.

Pompeo señaló que la recompensa por Villegas Palomino se ofrece bajo un programa del Departamento de Estado que desde 1986 ha permitido llevar a la justicia a más de 75 narcotraficantes importantes.

Villegas Palomino es también uno de los prófugos más buscados del departamento colombiano de Norte de Santander, donde se ofrecen por él 50 millones de pesos colombianos (unos USD 13.000).

Surgido en 1964, el Eln cuenta con unos 2.300 combatientes y una extensa red urbana de apoyo. El gobierno de Duque, asegura tener pruebas del apoyo de Venezuela al Eln y a disidencias de la exguerrilla Farc.