Momentos tensionantes se vivieron este lunes en la Casa Blanca luego de que Donald Trump fuera interrumpido y retirado por un agente del Servicio Secreto de EE. UU. en medio de una rueda de prensa.

Aunque en un principio no se sabía exactamente qué había pasado, el líder republicano regresó y manifestó que tuvo que abandonar el recinto debido a que se presentó un tiroteo cerca de ese lugar.

“Una persona recibió un disparo de parte del Servicio Secreto. Estaba en las afueras de la Casa Blanca. Hay gente muy profesional haciendo su respectivo trabajo”, enfatizó  Trump.

El presidente de Estados Unidos, igualmente, señaló que no tiene ningún tipo de conocimiento o dato sobre la identidad del hombre que terminó lesionado, el cual fue trasladado de inmediato a un centro médico de Washington.