El congresista demócrata Jamie Raskin, que encabeza la delegación de la Cámara de Representantes que presentará los cargos ante el Senado le hizo la petición este jueves:

“Le escribo para invitarlo a entregarnos un testimonio bajo juramento, ya sea antes o durante el proceso en el Senado, en relación a su conducta el 6 de enero de 2021”, cuando sus seguidores asaltaron el Capitolio.

El proceso contra el exmandatario republicano imputado por “incitación a la insurrección” comienza el 9 de febrero en el la Cámara Alta, después de que la Cámara de Representantes aprobó el 13 de enero someterlo a un segundo proceso de ‘impeachment’, este último con el objetivo de su inhabilitación de cara a las elecciones de 2024.

Raskin formuló esta petición después de que los abogados de Trump negaran en un escrito los cargos de que el entonces presidente alentó el violento asalto que dejó cinco muertos en el Capitolio.

“De esta forma usted ha intentado poner en duda hechos críticos, a pesar de la clara y abrumadora evidencia de sus delitos constitucionales“, afirmó Raskin.

El congresista propuso que el exmandatario testifique y sea sometido a preguntas en alguna fecha entre el 8 y el 11 de febrero en “algún momento y lugar de mutua conveniencia”.

Raskin agregó que Trump tiene pocas excusas para evitar testificar, ya que no puede utilizar el argumento de que está muy ocupado gobernando, como lo hizo en el proceso en su contra cuando todavía era presidente en 2020. “Por lo tanto anticipamos su disponibilidad para testificar”, indicó.

Si Trump, que ahora vive en Florida, se niega, el congresista le advirtió que los fiscales podrían citar esta actitud como un evidencia de su culpabilidad.

En la misiva, Raskin le dio plazo hasta el viernes a las 17H00 horas para contestar.