Disturbios, gases lacrimógenos, agresiones físicas y balas de goma son algunos de los elementos que componen el panorama alrededor de la Casa Rosada de Buenos Aires, donde los argentinos han velado durante las últimas horas el cuerpo de Diego Armando Maradona.

Así lo confirmó el diario El Clarín, que señala que el féretro del astro argentino tuvo que ser retirado mientras la familia de Maradona era evacuada.

Según la agencia AFP, los incidentes comenzaron justo después de que el gobierno argentino anunciara la extensión por tres horas del homenaje en la Casa Rosada.

Los disturbios y las confrontaciones entre aficionados y policías se han registrado no solo cerca de la sede gubernamental, sino en la Avenida 9 de julio, donde algunas personas han resultado heridas.

Por medio de Twitter, algunos usuarios revelaron imágenes en que seguidores del 10 de la albiceleste entraron al patio de la casa de Gobierno.