Borges es acusado de homicidio en primer grado por el crimen de Lee Manuel Viloria-Paulino y el fiscal dijo al inicio del juicio que lo mató en un ataque de celos, publica Boston Herald.

El fiscal Jay Gubitose mostró al jurado, de nueve mujeres y siete hombres, varios mensajes de texto que envió Mathew Borges a su exnovia y a su víctima, con la que terminó en agosto de 2016. Uno de ellos decía: “Pienso en matar a alguien y sonrío… Es todo lo que pienso todos los días”, señala el rotativo estadounidense.

Los 3 protagonistas de esta historia estudiaban en el Lawrence High School y Borges, en ese entonces de 15 años, vio a Viloria-Paulino, un año mayor, hablando con su ex en la cafetería y comenzó a gritarle y reclamarle, detalla el mismo medio.

La próxima vez que me veas, mírame a los ojos porque es la última vez que serán así. Estarán muertos“, escribió en un mensaje de texto el presunto asesino a su víctima. Sin embargo,  los abogados defensores dijeron que de lo único que pueden acusar a Borges es de ir a la casa de Lee Manuel Viloria-Paulino con un grupo de amigos y robar algunas de sus pertenencias, indica de Boston Herald.

Viloria-Paulino fue reportado como desaparecido el 18 de noviembre de 2016 y su cuerpo, decapitado y sin manos (para que no pudiera ser identificado), fue hallado el 1 de diciembre de ese año por un hombre que paseaba a su perro en la orilla del río Lawrence. Después, un policía encontró la cabeza de la víctima en una bolsa cercana al cuerpo, puntualiza el diario norteamericano.