La intención de Moreno era agradecer a la primer ministra alemana por la donación de 100.000 pruebas rápidas para detectar el COVID-19, en medio de la difícil situación que vive ese país por la pandemia.

Sin embargo, en su primera publicación, el presidente ecuatoriano utilizó una foto de Merkel, tomada de Internet, y que no daba muestra de tal conversación.

Al darse cuenta de que estaba recibiendo cientos de críticas, Lenin, o su equipo de redes sociales, decidió borrar ese tuit y republicarlo pero con otra imagen, donde se lo ve junto al ministro de Salud.

Pero esta solución lo único que hizo fue engrandecer las críticas y las burlas, pues muchos alcanzaron a tomar pantallazos del primer trino y lo viralizaron, y hasta hicieron memes.

“Cínico y mentiroso, qué nos sorprende”, “Vergüenza” y “Se supera cada día en ineptitud”, fueron algunos de los cientos de comentarios negativos que recibió el presidente de Ecuador.

Así comunicó esta situación el medio La República, después de que el primer mensaje no apareciera en el Twitter de Moreno: