El narcotraficante habría llevado a ese país al menos 1.213 toneladas de ese alcaloide.

Joaquín ‘el Chapo’ Guzmán escuchó de forma oficial la decisión de un juez de Nueva York, que aplicó obligatoriamente esa pena por la gravedad de sus crímenes.

Después de un juicio de 3 meses, un jurado lo declaró culpable el 12 de febrero de los 10 delitos de narcotráfico, posesión de armas y lavado de dinero de los que fue acusado y, por ley, el juez federal de Brooklyn Brian Cogan le impuso la máxima pena en prisión.

Según Univisión, durante la lectura de su sentencia, no hubo un gesto mínimo de arrepentimiento del narco mexicano.

La fiscalía exigió 30 años adicionales por el uso de armas de fuego para cometer crímenes de narcotráfico, incluidas ametralladoras.

“Sediento de sangre”

“La abrumadora evidencia en el juicio mostró que el acusado era un líder del cartel de Sinaloa despiadado y sediento de sangre”, escribió la semana pasada la fiscalía al juez Cogan.

Al menos una de las víctimas que sobrevivió a un intento de asesinato de ‘El Chapo’ habló en la sentencia, según contó la fiscalía.

De todas las víctimas que el gobierno estadounidense pudo contactar, solo una dijo que intentó recibir una indemnización del narco.

Guzmán será trasladado de Manhattan a la cárcel de máxima seguridad en Colorado.