Mediante chorros de agua, cañones de aire para simular viento y resoplidos, y sillas que se mueven y vibran, la idea es que esta sea una atracción como la de un parque de diversiones, solo que orientada al aspecto sexual, “para dejarlos a usted y su pareja energizados”, como dicen los creadores, citados por el diario británico The Sun.

La noticia fue recogida por la W Radio, que entrevistó en un Facebook Live a su creador; en la que uno de los comentarios de una usuaria fue que siempre y cuando “no fuera tan real como para quedar embarazada, todo bien”.

Además del agua hay burbujas y nieve, sincronizadas con la acción de la película, que más que porno como tal, pretende brindar una experiencia de entretenimiento por un tiempo corto, como un abrebocas para los asistentes, recalca el Daily Mail.

En cuanto al ‘ambiente familiar’, el vocero de la nueva atracción le dijo al equipo de la W que tiene que ver con que no se trata de un porno fuerte (hardcore), sino de un tipo de contenido que también es para mujeres y parejas en general.