El sultanato de Brunéi pidió a la Unión Europea “respeto, tolerancia y compresión” a sus tradiciones, luego de que este ente rechazara y denunciara su polémico código penal, publica EuroNews.

Además de los anteriores “delitos” también está aprobada la lapidación a quien tenga sexo extramatrimonial.

De acuerdo con el medio europeo, Brunéi explicó en una carta, enviada a los eurodiputados, que  sus castigos basados en la sharía o ley islámica son poco probables, pues requieren de al menos 2 testigos de “alta consideración moral” que den fe del presunto delito.

La misiva fue enviada después de una votación la semana pasada en la que la Unión Europea respaldó una resolución que condenabaa enérgicamente “la entrada en vigor del código penal retrógrado de la sharia”.