Según imágenes difundidas en la televisión, la maquinaria se afanaba en preparar el terreno en que se erigirá el centro médico que podrá atender a unos mil pacientes, en la ciudad epicentro del brote, que tiene 11 millones de habitantes en el centro del país.

Los trabajos concluirán en tiempo récord y el hospital, de 25.000 metros cuadrados, abrirá sus puertas el 3 de febrero, según la agencia Xinhua.

Únicamente aceptará enfermos de neumonía viral de origen desconocido que ha contaminado desde diciembre a 830 personas, de las que han muerto 26, según el último balance.

El lugar “aliviará la escasez de recursos médicos“, precisó la agencia de prensa oficial.

La ciudad de Wuhan, donde se ha registrado la mayoría de los contagiados, quedó el jueves de hecho bajo cuarentena pues los habitantes no están autorizados a salir.

China había construido un hospital en tiempo récord –en una semana– durante la epidemia del SRAS en 2003. El lugar parecía un edificio prefabricado.